CICfoto

El CLAI se une a la declaración del Consejo de Iglesias de Cuba sobre las políticas del presidente de estado unidos
      
1 EL consejo de Iglesias de Cuba, institución Líder del movimiento ecuménico cubano, integrado por 51 iglesias e instituciones cristianas –protestantes, reformadas, evangélicas, pentecostales, episcopales y ortodoxas–, además de judíos y yogas, también entre ellas; centros de estudio, de información, de servicio comunitario y seminarios teológicos; desde su fundación en 1941 ha proclamado la unidad para el servicio a nuestro pueblo y nación, a través de la búsqueda del amor, la justicia y la paz entre pueblos y naciones, que son las señales evangélicas más evidentes del reinado de Dios entre nosotros
 
2 Con el establecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y los Estados Unidos se establecía una nueva era a partir de las nuevas políticas de la administración Obama. Había sido el sueño y la lucha de muchos entre los que también se incluían las iglesias y las religiones en ambos lados. 
 
3 Un camino de respeto y de diálogo mostraba la esperanza al mundo, de que partiendo de relaciones civilizadas se podían construir puentes y derribar muros.  Estos acuerdos entre ambos países, resultados del trabajo de muchos años y de varias generaciones, tuvieron y tienen el apoyo de la amplia comunidad de creyentes en niveles nacionales y globales. 
 
4 Hoy 16 de Junio, el Presidente Donald Trump ha anunciado otra política que implica un retroceso en un camino, que aunque frágil, asentaba seguros pasos en una estrategia de convivencia donde todos podían beneficiarse y prometía un futuro de paz y entendimiento; no solo entre las dos naciones sino para toda la región.
 
5 Esta política como otras de la administración, no responde a los deseos de los estadounidenses, cuyas visitas a la nación caribeña se dispararon en 2016 y en lo que va del actual calendario expresando y confirmando así su deseo de interactuar con la isla.
        
6 Cubanos y norteamericanos podemos hacer mucho por nuestra region y por esta humanidad, no es lógico que existan leyes o resoluciones que impidan el acercamiento y esa voluntad de los pueblos.  No debemos, ni podemos renunciar a lo que es la voluntad Divina de que, estas dos naciones mutuamente se beneficien de sus intercambios religiosos, culturales, educacionales, deportivos, científicos y del enriquecimiento pueblo a pueblo entre sus fronteras y otras muchas. 
        
7 Esta política denota falta de información y conocimiento sobre la realidad cubana, nuestra historia, la soberanía y el derecho de este pueblo y del propio pueblo norteamericano. Se encuentra descontextualizada en el tiempo que vivimos hoy. Estamos, mas bien, ante un monólogo que no lleva a ninguna parte en pleno siglo XXI, cuando la humanidad llama al diálogo y a la búsqueda de soluciones civilizadas. Vivimos en la era del diálogo, en la era de la búsqueda y construcción de la paz sin la cual la humanidad no será capaz de sobrevivir. 
 
8 Sabemos y estamos seguros que esta no es la voluntad del pueblo norteamericano ni de sus iglesias y religiones que siempre han abogado por la paz, el dialogo y la normalización de las relaciones. Sabemos también que es su voluntad que el embargo sea removido, al igual que la de las naciones expresada año tras año en múltiples votaciones en las naciones unidas.
 
9 Expresamos nuestra gratitud a Dios y a todos y todas sus hijos e hijas que seguimos y seguiremos buscando el levantamiento del embargo y la búsqueda de soluciones a través del dialogo y la paz. Una vez mas llamamos a la unidad en oración, acción en  la esperanza de la vida abundante a la que Cristo nos llama. 
 
10 Nosotros miembros del Consejo Mundial de Iglesias, de la Alianza Conjunta de las Iglesias, del Consejo Latinoamericano de Iglesias, hermanos del Consejo Nacional de Iglesias de los Estados Unidos y del Servicio Mundial de Iglesias. Hermanos y compañeros en misión de muchas denominaciones, fundaciones, agencias, concilios en los Estados Unidos y a lo largo y ancho de este mundo, que es de Dios. Estamos seguros de que juntos con nuestras oraciones y acciones seguiremos derribando los muros y levantando los puentes en nuestro peregrinaje por la justicia la paz y el amor. 
 
12 Estamos convencidos que el presente y el futuro pertenecen a Dios y que en ese sentido el llama a la  humanidad a la reconciliación, para que aprendamos a amarnos y perdonarnos. El Bloqueo debe ser removido, Cuba y los Estados Unidos han de coexistir en paz, respeto y diálogo. 
 
13 Que el Cristo Encarnado, Resucitado y Glorificado  derrame y haga llover su gracia sobre  Cuba, los Estados Unidos y todos los pueblos de nuestra tierra llenándonos de su bendición y su manifestación a todos y todas, guiándonos por las sendas del diálogo, de la justicia, del amor y la paz.
 
Rev. Joel Ortega Dopico 
Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba
Junio 16 de 2017.
 

 

Share

Programas y Pastorales

boton-4

radioonline

  

envia-finalisisiisisismo

Calendario de actividades

Septiembre 2017
D L M X J V S
27 28 29 30 31 1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30

FETELAC

 

Leer más

Convenio CLAI - UNFPA

Leer más

Servicios

Leer más

Quejas y Sugerencias

Leer más

El CLAI coopera y tiene relaciones con