Sudandelsur

 

Ginebra, 18 de mayo de 2017
 
El CLAI se une al Consejo Mundial de Iglesias en el Llamamiento a la acción para acabar con el hambre
 
Estimados hermanas y hermanos en Cristo:
 
Nosotros, los miembros de más de cien organizaciones religiosas e iglesias mundiales, regionales y nacionales, que representan a más de mil millones de personas, nos reunimos hoy en nuestras comunidades de culto para observar el Día internacional de oración para acabar con el hambre el 21 de mayo de 2017.
 
Estamos invitando a la oración y a la acción para poner fin a la hambruna, ya que estamos sumamente preocupados por el hecho de que más personas se enfrentan hoy a la hambruna que en ningún otro momento de la historia moderna. La ONU ha declarado la hambruna en Sudán del Sur, mientras que Somalia, Nigeria y Yemen están al borde de la hambruna. Esta situación se ha visto acelerada por una combinación letal de sequía, conflictos, marginación y una gobernanza deficiente. En estos cuatro países, 20 millones de personas están expuestas al riesgo de inanición, y muchos más millones de personas experimentan grados alarmantes de hambre en todo el mundo. La desnutrición está teniendo graves repercusiones y, como siempre, los niños están entre los más afectados, se vuelven cada vez más vulnerables y sufren las consecuencias de por vida. De hecho, 1, 4 millones de niños podrían morir de desnutrición aguda grave en los próximos meses. Por otra parte, 27 millones de personas no tienen acceso a agua potable en estos cuatro países con riesgo de hambruna, y esto incrementa el riesgo del cólera y otras enfermedades transmitidas por el agua.
 
A pesar de los genuinos esfuerzos de muchos, existe un gran riesgo de que, si la situación sigue su curso actual, la respuesta mundial a esta crisis sea extremadamente inadecuada, y desemboque en muertes y sufrimientos inimaginables.
 
Porque tuve hambre, y ustedes me dieron de comer; tuve sed, y me dieron de beber; fui forastero, y me recibieron. Mateo 25:35
 
Se nos ha encomendado ver lo divino en aquellos que sufren y respetar su dignidad. Estamos llamados, asimismo, a apreciar la resiliencia de las personas y las soluciones que plantean. El alimento es más que un derecho humano: es un don divino que no puede ser negado. Instamos a todos nuestros fieles a que movilicen sus congregaciones y organizaciones, así como a la sociedad más amplia y a los gobiernos, para marcar la diferencia en estos tiempos de sufrimiento sin precedentes.
 
Las consecuencias más devastadoras de esta crisis pueden ser evitadas si actuamos juntos para:
 
1.Responder a la acuciante necesidad de recursos. 
Hay un gran déficit de recursos destinados a financiar la ayuda humanitaria que puede salvar vidas. Hasta ahora, se han recibido solamente 1,3 mil millones de dólares de los 4,9 mil millones de dólares que se necesitan. Se necesita recibir el resto urgentemente. Tenemos que responsabilizarnos nosotros mismos y responsabilizar a nuestras sociedades y nuestros gobiernos de la administración de los recursos necesarios para abordar esta crisis y de que estos lleguen allí donde se necesitan lo antes posible. 
 
2.Comprometerse a trabajar por la paz, abordando las causas de los conflictos y la injusticia.
Nos comprometemos a promover la paz en las comunidades para prevenir la aparición de conflictos, y a exigir responsabilidad a los gobiernos y a otras estructuras de poder por cometer abusos de derechos humanos e instigar los conflictos en lugar de aplacarlos. Nos comprometemos también a colaborar con los gobiernos en la creación de instituciones y grupos de la sociedad civil para respetar el Estado de Derecho. 
 
3.Abordar de manera sistemática las causas fundamentales del hambre extrema a largo plazo mediante el desarrollo sostenible.
Nos comprometemos a abordar los siguientes temas:
 
a. El cambio climático, que afecta a los pobres de manera desproporcionada. 
b. La desigualdad de género, que perpetúa la injusticia y el empobrecimiento de familias y comunidades. 
c. El apoyo a los pequeños agricultores y agricultoras, que producen la mayoría de los alimentos del mundo, pero muchas veces carecen de derechos seguros sobre sus recursos productivos, como pueden ser la tierra, el agua, las semillas, los mercados y los medios financieros que les ayudarían a lograr la seguridad alimentaria y a vivir con dignidad. 
d. La consolidación de la paz y la resolución de conflictos en el ámbito comunitario, nacional y mundial. 
 
Que la gracia de Dios disipe la sequía y la hambruna que hay dentro de nosotros y en nuestro entorno, y transforme el mundo, para que sea un reflejo del amor y la fidelidad de Dios. Que, por la misericordia de Dios, hasta la tierra más árida se transforme en un vergel, y los huesos secos vuelvan a la vida dentro y fuera de nosotros (Ezequiel 37:1-14). 
 
En Cristo,
 
Rev. Dr Olav Fykse Tveit 
Secretario General
Consejo Mundial de Iglesias
 
 

ODSconversabq

Argentina2x1

ARGENTINA
Junto a Organismos de Derechos Humanos la Mesa Nacional de CLAI Argentina manifiesta su enérgico repudio a la decisión que deja abierta la posibilidad de que los represores condenados por delitos de lesa humanidad queden en libertad aplicando el “2×1”.
 
Que nos devuelvan la mitad del dolor*
 
¿Dos por uno? Estoy de acuerdo pero quiero lo mismo para los míos, mis queridos. Esa conmutación de pena, de dolores, de picana, de disparo fatal y feroz escalofrío.
 
Quiero la mitad del recorrido de la bala que los asesinó, que el cañón con que violaron a Cristina se quede a mitad de camino, que la trompada no llegue a destino, que la dejen amamantar a su hijo un poco más, para que esa ternura tape el olor a carne quemada que percibo cuando entro a Capucha o Capuchita. Quiero exactamente la mitad de todo lo que padecieron. Es decir que de tanto conmutar padecimientos al fin me los devuelvan con vida.
 
Quiero al nieto de mi madre, a mi sobrino nacido en cautiverio, ese que por razones inconmutables nunca pudimos abrazar. Sí, quiero a mi hermana y a mi padre, los quiero aquí de nuevo como hace cuarenta años. ¿No les parece justo?
 
Un dos por uno que retire ese océano de llanto que nos ahogó día a día en la desesperada espera. ¡Quiero ahora mismo la mitad de mi dolor, de mis temores, de mi exilio! ¿No pueden? ¿Cómo que no pueden? ¿Acaso no son capaces de torcer nuestra memoria? ¿De pretender que un asesino ya no lo es más porque se puso viejo? ¿Los devuelven a casa? Muy bien: ¿dónde están mis amigos? ¿Dónde están nuestros hijos, nuestros padres y hermanos:
 
Les recuerdo una cosa:
 
Todavía cantamos. Todavía pedimos. Todavía soñamos.
 
¡Todavía esperamos!
 
Desde CLAI Argentina reafirmamos el compromiso con la defensa de los derechos humanos con una profunda convicción de fe y justicia. Adherimos a la convocatoria realizada por los Organismos de los Derechos Humanos el 10 de Mayo todos a la Plaza de Mayo para repudiar el fallo de la Corte Suprema de Justicia.
Como expresa la *carta abierta publicada en el diario Pagina 12, por el Cantautor Víctor Heredia: Todavía cantamos. Todavía pedimos. Todavía soñamos. ¡Todavía esperamos!
 

VisitapastoCol

El 20 de marzo una delegación internacional conformada por el Rev. Chris Ferguson, secretario general de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas-CMIR, la Rev. Gloria Ulloa, presidenta del Consejo Mundial de Iglesias-CMI para América Latina y el Caribe y el Rev. Milton Mejía, secretario general del Consejo Latinoamericano de Iglesias-CLAI participaron de una visita pastoral organizada por la Iglesia Presbiteriana de Colombia a la Zona Veredal de Transición y Normalización-ZVTN, de Paz ubicada en Iconozo, Tolima donde 390 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-FARC están ubicados como parte del proceso de transición para la dejación de las armas y la reincorporación a la vida civil.
 
Durante la visita pastoral la delegación se reunió y dialogó con Isabela Sanroque y Carlos Alberto Nariño de la Comisión de Organización del Bloque Oriental Jorge Briceño y otros miembros de las FARC, quienes compartieron el proceso que están viviendo en esta etapa de implementación de los acuerdos de paz con el gobierno del presidente Santos. Todos y todas manifestaron que a pesar del incumplimiento del gobierno colombiano en algunos asuntos que se acordaron para la ubicación en estas zonas, mantienen su compromiso indeclinable con el cumplimiento de acuerdo de paz que firmaron con el gobierno colombiano.
 
La delegación también visitó la Oficina del Alto Comisionado para la Paz el 21 de marzo y se reunió con Juan Manuel Pérez y María Prado, a quienes manifestaron la inmensa preocupación por el incremento de las amenazas y los cerca de 130 de asesinatos de defensores de derechos humanos, reclamantes de tierra y líderes sociales que trabajan por la paz durante 2016 y los últimos meses de 2017. De igual manera compartieron su sentir por las condiciones en que están viviendo los miembros de las FARC en la zona veredal que visitaron e instó al gobierno para mejorar las viviendas, la alimentación, proveer ropa y cumplir de manera plena con lo acordado para el traslado a estas zonas y en el acuerdo de paz.
 
Al concluir la visita pastoral la delegación internacional valoró el compromiso del gobierno colombiano y las FARC para avanzar en el proceso de implementación del acuerdo de paz, considerando que es urgente garantizar la seguridad de las personas que defienden los derechos humanos, reclaman tierra y trabajan por la paz; así como agilizar la adecuación de las ZVTN que permitan una vida digna a los miembros de las FARC que están en proceso de reincorporación a la vida civil. Junto con esto, la delegación hace un llamado a las iglesias y a la familia ecuménica internacional a fortalecer el acompañamiento al proceso de implementación del acuerdo de paz contribuyendo de manera específica con la presencia de testigos ecuménicos de paz que aporten en la protección de comunidades y líderes y lideresas que están en peligro, así como con aprendizajes y apoyando experiencias pedagógicas de reconciliación y convivencias en paz en Colombia. 

Programas y Pastorales

boton-4

radioonline

  

envia-finalisisiisisismo

Calendario de actividades

Mayo 2017
D L M X J V S
30 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 29 30 31 1 2 3

FETELAC

 

Leer más

Convenio CLAI - UNFPA

Leer más

Servicios

Leer más

Quejas y Sugerencias

Leer más

El CLAI coopera y tiene relaciones con